Oct
8
sábado
Entrevista · Jesús García Calero
Rodrigo Cortés: Verbolario
Rodrigo Cortés: Verbolario

Hay diccionarios y diccionarios. Todos describen (encierran) palabras (desenlace de la mirada) que revelan su poder (capacidad de la palabra para detener el viento) y su sentido (paradoja en la que nadie ha reparado todavía). Pero sólo en algunos escribir (pensar arriesgando) es atreverse a ejercer la sátira (realismo envuelto en papel de lija). Entre ellos, existe alguno al que carga directamente el Diablo (entidad de carácter maléfico que obliga al ser humano a hacer lo que iba a hacer de todos modos), pero sólo hay un Verbolario, cuya lectura (variedad introspectiva de la escalada), de la A a la Z, nos hace entrar (salir de algún sitio) en una partitura (vibración pasada a tinta) que, revestida de humor (franqueza envuelta en papel brillante) y espinas (recuerdos amargos que a veces se riegan con más esmero que la propia rosa), revelará (pondrá dos velos sobre algo, en lugar de uno solo), palabra a palabra, su significado oculto (que está a la vista, pero es inconcebible) con la profundidad (dimensión que resulta especialmente relevante en la piscina de los mayores y en la filosofía) que sólo es posible en un poema (aire escrito; aire descrito). Con su prodigioso diccionario (catálogo de palabras con su definición supuesta que Verbolario enmienda para beneficio del pueblo), Rodrigo Cortés no se compromete (deja como garantía a sí mismo) a resolver ningún enigma (problema tan interesante que desaconseja su solución), pero sí a regalar (prestar un rato) al lector más de una sonrisa (erección en los labios).

«Cortés desvela una realidad que nadie había visto en el lenguaje: las palabras también juegan con nosotros». —Jesús García Calero, director ABC Cultural

Descarga de invitaciones a partir del 24 de septiembre.

Firma de libros tras el acto.

Fotos: © Irene Medina ı © Jeosm